Extraer un diente es la última solución. En la Clínica Dental UBB antes de llegar a esto intentamos salvarlo mediante las técnicas que sean necesarias. Sin embargo, no siempre es posible o recomendable.

Estos son los diferentes escenarios en los que generalmente es mejor extraer la pieza dental:

  • El diente está muy dañado.
  • El diente no tiene hueso de soporte y se mueve.
  • Existe un diente adicional que impide que otros salgan.
  • Hay un diente de leche que no cae a tiempo y no permite que los dientes permanentes salgan.
  • Hay una muela del juicio que causa dolor.